Aprobada mediante Resolución No.1441-9 de Julio de 1998 Del Ministerio del Interior de Bogotá - Colombia.

     twitt1  you1face1

Video Prédica Semana Pasada

Agenda de Eventos CES

 
 
Ministerio Infantil Generaciones

Ministerio Infantil Generaciones

Pablo en éste versículo (2 Timoteo 1:7) nos recuerda que todas las personas enfrentamos situaciones donde nos sentimos tímidos y temerosos, pero debemos tener claro que esos sentimientos no vienen de Dios y para tratar con estos temores debemos entender que Dios nos ha dado: un espíritu de poder, de amor y de dominio propio.
Cuando estamos trabajando en la obra de Dios, llevando su mensaje, representando su reino, tenemos todo su poder respaldándonos; pero ese poder que viene de Dios, no es de controlar a los demás, sino más bien, es expresado en el poder de amar y servir a otros.

Las familias cristianas, con hijos en primera infancia, se encuentran como todos los cristianos, en situaciones de dualidad: Como comportarse según la sociedad y que nos dice la Palabra de Dios.

Padre Celestial, deseo ser obediente fortaleciéndome en el nombre del Señor y en el poder de tu Fuerza. Sé que ésta es tu voluntad y propósito para mí. Reconozco que es esencial vestirme con la armadura que Tú me has provisto, amado Dios y lo hago así ahora con gratitud y alabanza. Porque me has proporcionado todo lo que necesito para permanecer en victoria contra satanás y su reino.

"Quien quiera ser grande deberá convertirse en un siervo". Marcos 10:43 (PAR) "Pueden decir que ellos son por lo que hacen". Mateo 7:16 (PAR).

Son muchos años los que han transcurrido desde que conocí de Jesucristo como mi único Salvador (la mitad de mi vida) y desde mis inicios en la iglesia, he buscado servir al Señor, sirviendo a otros. Es maravilloso lo que siento en mi corazón cuando logro llevar su mensaje a quienes lo necesitan, pero es mayor mi satisfacción cuando les veo crecer en el conocimiento de su palabra y en la aplicación de la misma en sus vidas, en sus familias, en sus hogares. Siempre ruego a Dios que ponga en nosotros sus hijos un corazón de siervos para El, sirviendo a otros con disposición, amor, pasión y total entrega.

Existen muchos padres de familia que creen dar buen ejemplo a sus hijos, pero sin darse cuenta hacen todo lo contrario, o hay algunos que son conscientes de lo que hacen pero les cuesta reconocer sus errores. Recuerdo que un día escuché decir a una madre: "Yo quiero que mi hijo vaya a la iglesia a ver si así cambia, porque está muy rebelde". Cuando le sugerí que ella debía hacerlo también, me respondió que "no tenía necesidad de hacerlo".

 

Romanos 12. 2 "NO Os Conforméis A Éste Siglo, Sino Transformaos Por Medio De La Renovación De Vuestro Entendimiento, Para Que Comprobéis Cual Sea La Buena Voluntad De Dios, Agradable Y Perfecta"

Nuestras prioridades como cristianos no deben estar en las cosas de este mundo, puesto que son pasajeras y se terminan en algún momento, nuestros bienes, privilegios, amigos, dinero, etc. Lo único que permanece intacto a lo largo de nuestra vida, es el inmenso amor de Dios hacia nosotros, es por eso que nuestro mayor anhelo debe ser, agradar a Dios, haciendo su voluntad.

Este mes en la Revista Ágora: