Aprobada mediante Resolución No.1441-9 de Julio de 1998 Del Ministerio del Interior de Bogotá - Colombia.

     twitt1  you1face1

Video Prédica Semana Pasada

Agenda de Eventos CES

 
 

Acabamos de celebrar la llamada "Semana Santa", o "parranda santa" como muchos dicen. Para otros fue un tiempo de vacaciones, aun cuando decimos que no hay plata, los lugares de descanso caribeños estuvieron con muy buena reserva.


Definitivamente año a año ha ido disminuyendo el fervor espiritual de la gente, lo cual amerita una explicación:


A- Desilusión de lo que realmente aportan las iglesias en cuanto a estilo de vida y profunda evangelización. Por ejemplo El Papa Francisco hizo una visita profunda a México, país que representa la mayoría católica romana en América Latina. Los líderes de la Iglesia tuvieron que aceptar el fuerte mensaje de su líder pontificio, quien los llamo a ser servidores de la Iglesia y no príncipes. Periodistas llamaron esta visita, un viaje de recuperación de la vida de la iglesia católica en México.


No es tan diferente la situación de las Iglesias no católicas. La fuerte inclinación al dinero en algunas de ellas, han sido tema en programas de Televisión.


B- La fuerte secularización de la sociedad y sobretodo en el siglo 21. En un periódico se hacia este comentario: "Desafortunadamente hoy, prácticamente la ética y la conciencia moral, frente a la violencia en todas sus variables y las prácticas sexuales, tanto en la vida real como en la TV. y el cine, se acepta, se comercializa y ya nadie se asombra de nada.


C- Lamentablemente nuestro país, entre muchos, es un buen ejemplo de esto y nos asombra lo que sucede; obviamente empezamos a buscar culpables. El gobierno, los medios de comunicación, las leyes cada vez más permisivas, la Iglesia insuficiente en su labor y deber espiritual, etc. Carlos Marx planteo la necesidad del cambio a través de formar "un hombre nuevo", el cual siempre termino aplicando conductas viejas. El cristianismo bíblico también propone la creación de un hombre nuevo, el cual nace por obra y gracia de Dios a través de la obra de Cristo en la cruz.

Esto es lo que celebramos en Semana Santa, pero parece que también somos cristianos nacidos de nuevo, pero viviendo con costumbres y hábitos viejos. Ser cristiano real implica la radicalidad de vivir de acuerdo con los principios de la vida nueva, en una sociedad que insiste en lo contrario. ¿Seremos capaces de retomar la dinámica de la Semana Santa a lo largo de todo el año?

Valora este artículo
(0 votos)