Aprobada mediante Resolución No.1441-9 de Julio de 1998 Del Ministerio del Interior de Bogotá - Colombia.

     twitt1  you1face1

Video Prédica Semana Pasada

Agenda de Eventos CES

 
 

¿Son Proféticas las Lunas de Sangre del 2014 y 2015?

Desde principios del 2014 la NASA informó que en los siguientes meses ocurrirían cuatro eclipses lunares que imprimirían un tono rojizo a la luna y en la mitad de ellos sucedería un eclipse total de sol. Tales sucesos tendrían lugar entre 2014 y 2015. De inmediato comenzó a circular en Internet y en diversos medios una serie de rumores acerca del fin del mundo diciendo que este acontecimiento se relacionaba con la luna de sangre y el oscurecimiento del sol anunciado por el profeta Joel. "Haré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, fuego y columnas de humo. El sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre, antes que venga el día, grande y espantoso, de Jehová. Y todo aquel que invoque el nombre de Jehová, será salvo" Joel 2:30-31

Como hemos visto en el pasado, muchas personas resultan ser muy susceptibles a un pronóstico anunciado en diversas culturas y religiones conocido como el fin del mundo. Muchos finales han sido anunciados popularmente para nuestro planeta, pero a la fecha ninguno se ha cumplido. Toda esta cantidad abrumadora de pronósticos errados y falsas profecías no ha hecho más que confundir a las personas y ha logrado oscurecer la atención de la gente sobre el verdadero acontecimiento declarado por la Biblia como el juicio que Dios hará sobre este mundo.

 

De una u otra forma, la humanidad está saturada de historias sobre el final de los tiempos y muy fácilmente puede poner al mismo nivel las profecías bíblicas con los mitos de las culturas populares. Quizás por esta razón, Jesús afirmó que su regreso tendría lugar cuando nadie lo esperara. Ahora bien, en el contexto cristiano también se han levantado falsos maestros en distintas épocas, los cuales han introducido falsas predicciones y han errado en su intento por citar fechas para el regreso de Jesús. Este es el origen de muchas sectas que hoy se disfrazan como cristianas.

 

Si bien Jesús afirmó categóricamente que el día y la fecha nadie podría saberla, él dejó claro que en vísperas a su regreso tendríamos señales en la tierra y en el cielo. En esta caso las señales en la tierra no solo tienen que ver con terremotos y catástrofes naturales, sino que además tendrán lugar a través de diferentes acontecimientos sociales que han sido detallados en la misma Biblia. Pero dichas señales en la tierra podrían parecer "imitadas" por personas siguiendo como modelo la profecía bíblica, así que conjuntamente deben haber señales que no puedan ser provocadas por la capacidad humana y estas son las que ocurrirán en el cielo. Dichas señales pueden referirse a acontecimientos sobrenaturales o también pueden tratarse de fenómenos naturales con alguna particularidad que los haga únicos y especiales, de tal forma que sean reconocidos como señal.

 

Este parece ser el caso de las "lunas de sangre" que han ocurrido en los últimos meses y la que está por ocurrir en septiembre de 2015. Además de tratarse de un hecho físico poco común, esta vez los eclipses coinciden exactamente con fiestas judías ordenadas por Dios desde tiempos de Moisés. Recordemos que Israel es llamado "el reloj profético de Dios" pues en todas las profecías bíblicas acerca del final de los tiempos, siempre está involucrada esta nación.

 

La primera luna de sangre tuvo lugar el 15 de abril de 2014 que es el mismo día que se celebra la Pascua judía (Pésaj). Recordemos que todos los elementos de la pascua de una u otra forma anuncian al mesías de Israel Jesucristo, quien al mismo tiempo la uso en su última cena para anunciar su muerte y resurrección.

 

La segunda sucedió el día 8 de octubre de 2014 coincidiendo exactamente con la fiesta de los Tabernáculos (Sukkot), la cual cierra el ciclo anual de las fiestas ordenadas por el Señor; es decir la última celebración. Lo curioso aquí es que dicha festividad está directamente relacionada con la última cosecha del año antes de la llegada del invierno y esto se relaciona con la comparación que hace Jesucristo de los últimos tiempos donde manifiesta que sucederá la última cosecha, donde separará el trigo (creyentes) de la cizaña (no creyentes o simples simpatizantes).

 

El día 20 de marzo de 2015 ocurrió un eclipse total de sol, coincidiendo esta vez con el inicio del año judío (Primero del mes Nisán). El libro de Apocalipsis dice que después del juicio de Dios los creyentes verán un cielo nuevo y una tierra nueva (Ap 21:1), así que resulta muy apropiado recordar el inicio de un nuevo ciclo cuando se habla de los acontecimientos que rodean la segunda venida de Jesús. En este mismo año 2015 se repiten los eclipses de luna roja, coincidiendo de manera exacta otra vez con la Pascua el día 4 de abril y con Tabernáculos el 28 de septiembre. Aquí tenemos que mencionar que en toda la Biblia, cuando Dios ha querido destacar un mensaje y darle mayor importancia, lo ha anunciado dos veces seguidas.

 

Por otra parte hemos observado que las lunas rojas han estado relacionadas con acontecimientos que cambiaron el curso y la dirección de la historia reciente de Israel y al mismo tiempo han estado relacionadas con el derramamiento de sangre judía. Hace pocos días el portal judío estadodeisrael.com publicó un artículo que presenta un recuento sobre el fenómeno denominado tétrada de las lunas rojas y su coincidencia con acontecimientos de la historia de Israel. En dicho textos se menciona que "una luna de sangre coincidió con la Guerra de los Seis Días en 1967, cuando Israel liberó a Jerusalén; los Judíos fueron capaces de regresar a Jerusalén, después de 2.000 años de exilio. Lamentablemente, La sangre de muchos judíos fue derramada durante esta guerra. También hubo una luna de sangre en la víspera de la declaración de independencia de Israel en 1948, después de una guerra sangrienta que tuvo lugar pocos años después del Holocausto, cuando seis millones de Judíos fueron asesinados! Y, por último, había una luna de sangre en 1493, cuando Tomás de Torquemada, el primer inquisidor español, comenzó la matanza Judios. También en este caso, sangre judía se derramó." Copiado de: http://www.estadodeisrael.com/2014/10/las-lunas-de-sangre-en-la-historia-judia.html

 

Si damos un vistazo a la actual situación política de Israel, parece cercana una guerra en medio oriente entre la nación judía y la coalición árabe chiita conformada por Iran, Siria y Hezbolá. Guerra que podría tener magnitudes no imaginadas si Rusia y China deciden apoyar a los árabes. De hecho, ahora mismo Israel está considerando seriamente atacar a Iran como estrategia preventiva, ante su inminente desarrollo nuclear gestado por el actual acuerdo del país chiita con Estados Unidos.

 

Recordemos que Jesús mencionó en Mateo 24:6 "Oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca, pero aún no es el fin. Se levantará nación contra nación y reino contra reino; y habrá pestes, hambres y terremotos en diferentes lugares. Pero todo esto es sólo principio de dolores." En otras palabras, las terribles guerras que habrán traerán dolor pero ellas mismas no traerán el fin, sin embargo dan apertura a los acontecimientos finales.

 

Dado lo anterior, queda a criterio de cada creyente tomar los acontecimientos vistos en la luna y el sol como señales en el cielo y mensajes anunciados por Dios o tomarlos como fenómenos naturales sin ninguna relevancia. En todo caso además de las coincidencias con las festividades judías, resulta curioso que suceda durante dos años seguidos y en una época marcada por los rumores de guerra que involucran a Israel.

 

Vale la pena mirar todos estos detalles con mucha atención y estar alerta como lo indicó Jesús. El propósito de Dios cuando anuncia los acontecimientos futuros no es el de generar pánico sino el de advertir a la humanidad sobre la necesidad de aceptar la salvación de Jesús y seguir las condiciones dadas por él para escapar de la ira venidera.

 

"Velad, pues, orando en todo tiempo que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del hombre." Lucas 21:36

Valora este artículo
(3 votos)