Aprobada mediante Resolución No.1441-9 de Julio de 1998 Del Ministerio del Interior de Bogotá - Colombia.

     twitt1  you1face1

Video Prédica Semana Pasada

Agenda de Eventos CES

 
 
Angela Maria Muñoz

Angela Maria Muñoz

Tratar el tema de la eternidad divina es complejo pues los seres humanos estamos sujetos al régimen del tiempo. Tenemos una fecha de nacimiento y al término de 70 años en promedio (según estadísticas de la OMS), sabemos que afrontaremos una realidad llamada muerte. El tiempo nos golpea y nos absorbe como si fuera un amo cruel que no se inmuta a nuestras necesidades, sueños y esperanzas. Solo corre y sigue su trayecto como un testigo silencioso.

"Él nos identificó como suyos al poner al Espíritu Santo en nuestro corazón." (2 Corintios 1:22a NTV)


Según Gálatas 2, nuestra fe se fortalecerá tanto como centremos nuestra identidad en Cristo Jesús. Esto significa que abandonamos cualquier imágen de mí mismo que no provenga de Dios y dejamos de aceptar lo que otros han dicho sobre mí, para empezar a construír mi vida en lo que DIOS dice que soy.

"Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús" 1 Tesalonicenses 5: 18 (RVR1960)

¿Cómo Escapar De Esta Condena?

Muchos de nosotros vivimos en un cautiverio que no podemos percibir. A veces la peor esclavitud no es ser azotado a diario o estar condenado a cadena perpetua... La peor es la esclavitud emocional. Un buen ejemplo de este tipo de cautiverio es el sentimiento de desprecio. Vivimos por años con él sin darnos cuenta que ha afectado cada aspecto de nuestras vidas. La verdad es que el desprecio o rechazo nos hace creer mentiras sobre nosotros mismos y proyectar en otras personas ideas falsas de quienes somos, además de perjudicar nuestra relación con DIOS.

Durante el 2011 con mi familia habíamos cursado una situación económica complicada y difícil; hacia un año ya que mi papá había perdido su empleo y apenas estábamos saliendo a flote cuando luego de un control médico a mi mamá le diagnosticaron cáncer de seno en una etapa ya avanzada. El ser humano nunca estará preparado para este tipo de diagnósticos y como suele suceder pensamos que nunca le ocurrirá a uno.

Es muy difícil hablar de la confianza en nuestros días. Vivimos en un mundo desconfiado debido a las circunstancias tan adversas de estos tiempos. Por ejemplo, hoy en día vemos que ni en el sitio que consideramos “el más seguro” lo es; a finales del año pasado escuchamos la noticia de una niña a la cual su padre por ambición la llevaría a España con 104 cápsulas de cocaína en su estómago. También muchos nos enteramos de la historia sobre una menor de 16 años quien contrató a dos compañeros para que mataran a su progenitora, con el fin de evitar el castigo por su bajo rendimiento académico.

 

Hay una metáfora en la Biblia que aún sigue vigente y tiene una gran enseñanza para cada uno de nosotros en la actualidad y la encontramos en Jeremías 18: 1-6, allí vemos a DIOS instruyendo al profeta que fuera donde el alfarero para mostrarle cómo es tratado el barro en manos expertas. De la misma forma, los hijos de DIOS somos tratados, amasados y moldeados en Sus manos, veamos algunos aspectos a tener en cuenta:

“También el reino de los cielos es semejante a un

mercader que busca buenas perlas, que habiendo hallado una

perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró”.

Mateo 13:45,46

 

Nuestra vida es una búsqueda constante. Así como el mercader o comerciante se ha dedicado a buscar sólo las perlas de mejor calidad, también nosotros buscamos lo que ha nuestro parecer es lo mejor: el mejor amigo(a), el mejor novio(a), un excelente trabajo, la familia perfecta, el mejor esposo(a)… y hasta el mejor cuerpo (por eso el aumento de cirugías estéticas). Buscamos conforme a nuestro gusto, deseo y criterio lo que está de moda y que tienen todos los demás; buscamos encajar en un grupo de amigos (vestirnos como ellos, actuar como ellos); buscamos una filosofía de vida que ofrezca las mejores repuestas a las preguntas “quién soy, de dónde vengo y a dónde voy”.