Aprobada mediante Resolución No.1441-9 de Julio de 1998 Del Ministerio del Interior de Bogotá - Colombia.

     twitt1  you1face1

Video Prédica Semana Pasada

Agenda de Eventos CES

 
 

La adoración en Espíritu y en Verdad.

Juan 4:23-24: "Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren".


Que es la Adoración:
A veces nos parece tan fácil el significado de esta palabra. Y el mal utilizamos. Yo adoro a mi esposo/a. Adoro a mi hijo. Adoro esa música. Adoro ir de compras. Etc. Adorar en un diccionario actual es rendir culto a persona o cosa de condición divina. Y divinidad se refiere a un ser sobrenatural que tiene poderes, al cual se le rinde culto.

 

Bíblicamente adorar es: inclinarse. Rendirse totalmente ante uno que es mayor, superior que nosotros. Ante dios señor nuestro.


Hebreo = (hishtajaweh) postrarse. Arrodillarse. Griego= (proskyneo) postrarse delante del rey. De la divinidad.
Alabar: reconocer y resaltar admiración por los atributos, la grandeza, el poder, la soberanía de Dios.


Hebreo= (gaddel) engrandecer. Hebreo= (halal) celebrar.


En el pasaje bíblico anterior sin embargo encontramos mas palabras de gran importancia. La hora viene. Proceso de redención. Muerte. Resurrección. Ascensión del hijo de dios. La hora es. Lo decía cristo. Había llegado la hora. Pero también es para nosotros. Esta es la hora. Es el tiempo de cumplir una verdadera adoración. Verdaderos adoradores. Identificados y diferenciados. Esto indica que: si hay verdaderos... hay también falsos adoradores. Adoraran al padre. Si el tiempo de adorar es hora, y es por cristo, es también por Él que se adora al padre. Entonces: la Adoración al padre es a través de su hijo Jesucristo.

 

En espíritu (con minúscula) se refiere al espíritu del adorador. Al nuestro. Disponiendo cada uno nuestro espíritu. Desde el interior. Por convicción total. Y en verdad. Ya hemos visto el significado de verdad para el cristiano. Jesús es la verdad. El verbo encarnado. Él nos lleva a toda verdad. Vino para dar testimonio de la verdad. El padre busca que le adoren. Eso busca el padre. Mientras el hijo busca salvar, redimir, enseñar... el padre busca el reconocimiento de sus hijos a través de la adoración y de la alabanza. Dios es espíritu. Esa es su naturaleza. Dios con todos sus atributos. Y si Dios es Padre y es espíritu... entonces es el padre de todos los espíritus. Y tiene control y dominio sobre todos los espíritus. El tuyo y el mío allí incluidos. Es necesario que le adoren. No solo es bueno adorar al padre. Es conveniente e indispensable. Es la esencia del verdadero cristiano. Entonces... revisemos un poco. ¿Somos adoradores en espíritu y en verdad?

Propósitos de Dios para la Adoración.


1.Creados y redimidos por dios para alabarle.

Ap. 1:5-6 al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre, y nos hizo reyes y sacerdotes para dios, su padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.


A. La Adoración es nuestra suprema vocación. Cuando en verdad somos sus hijos, es imposible no adorarle. Salmos 22:25de ti será mi alabanza en la gran congregación; mis votos pagaré delante de los que le temen.

B. Dios recibe su lugar y nosotros el nuestro. Cuanto nos cuesta reconocerle al señor su verdadero lugar. A unos más que a otros. Pero se cumplirá su palabra: Filipenses 2:10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 11y toda lengua confiese que Jesucristo es el señor, para gloria de dios padre.

2.Condiciones de dios para adorarle.

A.Reconocer. No se puede reconocerle sin conocerle primero. Y reconocer hace parte del proceso de aceptar toda su grandeza en mi vida. Es rendir mi yo, y darle ese lugar a Dios.

1 Juan 4:15 todo aquel que confiese que Jesús es el hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.

B.Permanecer en obediencia e integridad. En todo tiempo. En todo lugar. Al igual que lo hizo Abraham al aceptar sacrificar a su hijo. Gn 22:5entonces dijo Abraham a sus siervos: esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros.

3.Adoración falsa. Idolatría. Lo profetizo Isaías, lo confirmo Jesús.

Isaías 29:13dice, pues, el señor: porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí, y su temor de mí no es más que un mandamiento de hombres que les ha sido enseñado; Cuando adoramos situaciones o cosas del mundo pasajero. Esclavos del dinero o de placeres. Sin asumir verdaderamente que dios es el creador y dueño de absolutamente todo. Cuando no sentimos en el corazón lo que expresamos con nuestra boca.

Mejor es callar que adorar sin el corazón. "cuando adores, es mejor que lo hagas con el corazón y sin palabras, que con palabras y sin el corazón" Como decía Pablo a Timoteo (1tm 1:5-7) fe fingida. Vana palabrería. Queriendo ser "cantores o adoradores" sin entender lo que hablan ni lo que afirman. Canciones cristianas "góspel." La música cristiana es una ayuda, mas no es en si misma la Adoración. Y hoy las hay en muchas cantidades. En muchos ritmos: baladas, merengue, vallenato, reggaeton, salsa, etc.

Se clasifican principalmente es: alabanza, Adoración, motivación, letra blanca. A veces diseñadas más para que nos gusten a nosotros y no a Dios. El asunto está en definir si la música hace parte de ayudas a mi Adoración. O si la música es lo más importante en mi Adoración. La verdadera música de Adoración y alabanza está basada en la biblia. Salmos. Proverbios. Evangelios. Etc. Y en ella se percibe claramente la exaltación de los atributos y la grandeza de Dios. Aquella que los salmistas han permitido que el Espíritu Santo fluya a través de su palabra. Y que son totalmente para el señor. Las demás, son también importantes canciones de ayudas, motivación y reflexión para madurez de mi vida cristiana. Pero no son la Adoración en si mismas.

Conclusión.

Adorar no es tener la colección musical de los "marcos" adoradores. No es sabernos todas las canciones. Cargarlas en el celular. No es repetir de memoria cantos e himnos, sin sentir lo que decimos. Adorar es mucho más que todo esto. Nace de nuestro interior. Y se manifiesta en nuestro exterior. Y es el resultado de una comunión integra con Dios. ¿Quién juzgara la verdadera alabanza y Adoración? No seremos tu o yo. Ni los ministros de alabanza. Ni serán tus dones musicales y coreográficos. Solo dios puede ver en ti a un verdadero adorador. El verdadero adorador se reconoce no solo en el templo o en el culto dominical. "Será reconocido en el lugar secreto. Donde solo tu padre que está en los cielos te ve en lo secreto, ve tu corazón y te recompensara en público".

Valora este artículo
(0 votos)