Aprobada mediante Resolución No.1441-9 de Julio de 1998 Del Ministerio del Interior de Bogotá - Colombia.

     twitt1  you1face1

Video Prédica Semana Pasada

Agenda de Eventos CES

 
 

Dice la Palabra de Dios que Abraham le creyó a Dios y le fue contado por justicia, pero no solo Abraham le creyó a Dios sino que también fue un hombre que desarrollo su tarea de servicio y estuvo solicito en su trabajo. ¿Qué dice la Palabra de Dios que sucederá con las personas que desarrollan este carácter el de estar solícitos en su trabajo? (Proverbios 22. 29) ¿Has visto hombre solícito en su trabajo? Delante de los reyes estará; No estará delante de los de baja condición.

En el diccionario DRAE. Solicito traduce Diligente, cuidadoso.

Una referencia bíblica a favor de Abraham por haber estado solicito para servir la encontramos en Génesis lo cual dio lugar para que Dios se manifestara con un milagro que creo que talves Abraham lo pudo haber soñado pero que nunca había llegado hasta ese momento que demostró que servir a Dios no es en vano. (Génesis 18.1-8) Después le apareció Jehová en el encinar de Mamre, estando él sentado a la puerta de su tienda en el calor del día. 2Y alzó sus ojos y miró, y he aquí tres varones que estaban junto a él; y cuando los vio, salió corriendo de la puerta de su tienda a recibirlos, y se postró en tierra, 3y dijo: Señor, si ahora he hallado gracia en tus ojos, te ruego que no pases de tu siervo. 4Que se traiga ahora un poco de agua, y lavad vuestros pies; y recostaos debajo de un árbol, 5y traeré un bocado de pan, y sustentad vuestro corazón, y después pasaréis; pues por eso habéis pasado cerca de vuestro siervo. Y ellos dijeron: Haz así como has dicho. 6Entonces Abraham fue de prisa a la tienda a Sara, y le dijo: Toma pronto tres medidas de flor de harina, y amasa y haz panes cocidos debajo del rescoldo. 7Y corrió Abraham a las vacas, y tomó un becerro tierno y bueno, y lo dio al criado, y éste se dio prisa a prepararlo. 8Tomó también mantequilla y leche, y el becerro que había preparado, y lo puso delante de ellos; y él se estuvo con ellos debajo del árbol, y comieron.

En los tiempos de Abraham, la reputación de una persona estaba muy relacionada con el servicio, y en esto Abraham fue recompensado con una visita personal de parte del Señor, aunque Abraham no sabía quiénes eran los que lo visitaban y dice la Palabra de Dios que eran dos ángeles y el Señor. Cuán importante es que el cristiano haga que Cristo se sienta en casa. Él anhela tener comunión con nosotros.

Cuanto nos podemos imaginar cómo se sintió el Señor con todos los servicios que Abraham diligente y cuidadosamente le brindó y de qué manera Jehová Dios le retribuyo a Abraham por esto: (Gn. 9-11) Y le dijeron: ¿Dónde está Sara tu mujer? Y él respondió: Aquí en la tienda. 10Entonces dijo: De cierto volveré a ti; y según el tiempo de la vida, he aquí que Sara tu mujer tendrá un hijo. Y Sara escuchaba a la puerta de la tienda, que estaba detrás de él. 11Y Abraham y Sara eran viejos, de edad avanzada; y a Sara le había cesado ya la costumbre de las mujeres.

Para nosotros estos versículos describen al creyente en comunión amante con Cristo. Abraham está en Mamre, que significa «gordura»; disfruta de la plenitud de la bendición de Dios. La tienda habla de su vida peregrina; «el calor del día» señala que anda en la luz. Su prisa demuestra su anhelo amoroso de complacer al Señor. Y no escatima esfuerzo para hacer que Cristo se sienta en casa, y por esto el Señor le hizo la promesa de tener un hijo que talves para ellos solo podría suceder si se efectuaba un milagro.

REFLEXIÓN: ¿Cuantos creen que su situación podría cambiar si sucediera un milagro? talves estemos anhelando que el Señor nos visite esperando que suceda ¿pero cómo nos encontraría? Si nos encontrara solícitos en servirle a él en otros estoy seguro que él Señor no nos defraudaría, pero si no nos encuentra haciendo como él dice que debemos estar, el seguirá esperando que nosotros demos la medida como el ejemplo que vemos en la vida de Abraham.

Valora este artículo
(0 votos)