Aprobada mediante Resolución No.1441-9 de Julio de 1998 Del Ministerio del Interior de Bogotá - Colombia.

     twitt1  you1face1

Video Prédica Semana Pasada

Agenda de Eventos CES

 
 

Se nos ha dicho que es provechoso realizar de 30 a 45 minutos de ejercicio físico cardiovascular, por lo menos 3 veces a la semana. Caminar es la mejor actividad que podemos realizar para cumplir la tarea de cuidar nuestro cuerpo; y definitivamente, si tenemos una disciplina en esto, veremos y sentiremos los resultados en poco tiempo, casi de manera inmediata al terminar la rutina.

Los cristianos debemos hacernos, entonces, la siguiente pregunta: ¿cómo podemos ver los resultados con respecto al ejercicio espiritual? La respuesta es aún más antigua que la ciencia de la salud. Génesis 5:21-24 nos enseña cuán provechoso es caminar con Dios para ver y sentir los resultados de ser disciplinados en el ejercicio espiritual: "Vivió Enoc sesenta y cinco años, y engendró a Matusalén" (5:21). Es curioso que la Biblia resalte la edad de Enoc y el nacimiento de su hijo Matusalén, y una respuesta podría ser esta: antes de los 65 años, Enoc, si bien conocía de Dios, no había tomado la decisión de comprometerse plenamente con Él.

Muchas veces, nosotros no tomamos la decisión de ejercitarnos sino hasta cuando un problema de salud nos lo exige: tal vez el nacimiento de Matusalén movió fibras en el corazón de Enoc, que lo sensibilizó a tomar la decisión más importante de su vida: "Y caminó Enoc con Dios, después que engendró a Matusalén, trescientos sesenta y cinco años, y engendró hijos e hijas" (5:22).

Indudablemente no vivimos en los tiempos de Enoc. Nuestros años ahora son menos y el entorno no se compara; pero hay una verdad que permanece: caminar con Dios nos da vida plena, largura de días, vida eterna. La disciplina de Caminar con Dios para Enoc se tradujo en trecientos sesenta y cinco años más (Ver 5:23), lo cual lo llevó a la recompensa más grande que puede tener el hombre, y que es testimonio hasta nuestros días: "Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios".

¿Cuándo tomaremos la decisión de caminar con Dios de manera disciplinada?

Valora este artículo
(0 votos)
Más en esta categoría: Nos Gloriamos Solamente en Dios. »