Aprobada mediante Resolución No.1441-9 de Julio de 1998 Del Ministerio del Interior de Bogotá - Colombia.

     twitt1  you1face1

Video Prédica Semana Pasada

Agenda de Eventos CES

 
 

¡Bajo la Lupa de Nuestro Creador!

Me parece interesante el trabajo que realizan quienes se dedican a observar el comportamiento de las diferentes especies de animales en su propio hábitat. Admiro su paciencia y tenacidad y el seguimiento silencioso y a veces hasta peligroso que hacen exponiéndose a las calamidades del tiempo e incluso al ataque de estos o de otros animales, a fin de dar a conocer al mundo, detalles que de no ser por ellos no se tendrían.

Pero los seres humanos, tenemos el privilegio que nuestro Creador, quién hizo todo perfecto en gran manera, nos dejó el Manual de vida, Su bendita Palabra, para que viviendo en obediencia y sumisión recibamos las bendiciones, que ha preparado para los que le aman.

Hoy a pesar que el mundo es un completo caos, Su Palabra no ha cambiado, y debemos recordar Sus enseñanzas, a fin de ver Su gloria en todo lo que corresponde en nuestro diario vivir:

-Debemos apropiarnos de Sus promesas, porque Él es fiel. Recordamos que Mateo 6:33 dice que debemos buscar primeramente Su reino y Su justicia y que todo vendrá por añadidura. Y usted y yo podemos comprobar que esto es verdad, porque El Señor no miente.

-Nos ha advertido que en éste mundo tendremos aflicciones, dificultades, que enfrentaremos problemas, pero que confiemos en El, porque ha vencido al mundo. Juan 16:33b.

-Y también nos ha repetido en más de una oportunidad que no nos dejará ni nos desamparará, y esto lo experimentamos cada día en nuestras circunstancias.

Igualmente, sabiendo que todo lo que ocurre en estos tiempos hace a la gente temerosa, desconfiada, en más de una ocasión nos dice: No temas porque yo estoy contigo...Y si Él lo ha prometido, podemos estar seguros que lo cumplirá.
El nuestro Creador, no se ha olvidado de ninguno de nosotros y Su deseo es que podamos ser testimonio delante de muchos, mostrándole al mundo que vale la pena seguirle, amarle y servirle.

Por eso, en estos tiempos nosotros no debemos desfallecer, sino apropiarnos de Sus Promesas que son en El sí y en El amén. Y por supuesto, que nos observa todo el tiempo, pero, para cuidarnos y darnos lo mejor como dice el Salmo 34:15: "Los ojos de Jehová están sobre los justos y atentos sus oídos al clamor de ellos".

Que privilegio entender que estamos bajo la lupa de nuestro Dios, y por consiguiente, podemos vivir con confianza, porque tiene el control.

Valora este artículo
(0 votos)