Aprobada mediante Resolución No.1441-9 de Julio de 1998 Del Ministerio del Interior de Bogotá - Colombia.

     twitt1  you1face1

Video Prédica Semana Pasada

Agenda de Eventos CES

 
 

Es buena inversión hacer el bien cuantas veces se pueda y se alegre el corazón al hacerlo, sin esperar recibir, así como tu mano derecha no se preocupa por la que hace tu izquierda o viceversa.

 

No podemos ignorar al que necesita, aquel que está desesperado, angustiado, triste o solitario. Dios se encarga de tocar tu corazón a través de su Santo Espíritu, siempre y cuando estés dispuesto a ser instrumento en sus manos o de moverte en el trato hacia cualquiera que padece hambre, que carece de un caluroso hogar, o que está enfermo, o bien, privado de su libertad. Nuestras vidas no solo se reduce a llevar una vida espiritual sino también al servicio a la humanidad sufrida, pues haciendo esto estamos sirviendo a Dios, Mt 25:35-40.

"Porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo y me cubristeis; enfermo y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo; Señor, ¿Cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis".

Ayudar a alguien en dificultades puede ser tomado como un préstamo a Dios, pues en Él está la fuente de todo lo que tenemos, sea material emocional o espiritual. Dice la Biblia en Proverbios 19:17 "A Jehová presta el que da al pobre, y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar.

Pero que entonces, si llegamos a considerar que el premio a nuestro comportamiento tarda en llegar.

Este pensamiento es similar a considerar "soy el hombre más humilde del mundo", Simplemente contradictorio, pues la deuda ante Jesús siempre será muchísimo más grande que cualquier obra(s) de bien que logremos tener o crear; esta deuda debe ser suficiente como pago al favor de gracia hecho a cualquiera y gracias a Dios que por ellas, no se gane la eternidad.

Atesorémosle porque vienen pronto....

Valora este artículo
(0 votos)